establece objetivos y hazlos realidad este 2019
Emprendimiento, Habitos, Mama Emprendedora, Mujer Emprendedora, Organización, Planificación, Productividad

Establece objetivos… y Hazlos Realidad este 2019.

A principio de un año nuevo, siempre deseamos cambiar nuestra vida, alcanzar nuevos sueños, hacer eso que siempre hemos querido. Nos sentamos a escribir nuestros objetivos en un papel con mucha ilusión, pero luego de un tiempo ahí están escritos y no hemos puesto acción para trabajar por ellos.

Si esto te ocurre a ti, te invito a leer mis técnicas para alcanzar todos los objetivos que te propones (ojo que no son inventadas por mí, pero si las he aplicado y funcionan).

Esto es normal, a todos nos ha pasado alguna vez, pero desarrollar la habilidad de establecer objetivos y crear un plan para conseguirlos es la clave para el éxito de tus proyectos. Según un estudio, sólo el 8% de las personas que establecen sus objetivos los logran. Es un porcentaje muy bajo ¿verdad? Si te encuentras en esta parte de la población, continúa leyendo que nos pondremos a trabajar juntas para cambiar de bando.

Los objetivos para año nuevo más escritos podemos encontrar:

  1. Perder peso.
  2. Comer más sano.
  3. Hacer actividad física.
  4. Gastar menos dinero.
  5. Ahorrar dinero.
  6. Disfrutar más de la vida.
  7. Aprender un idioma nuevo.
  8. Viajar

El primer problema que tienen estos objetivos es que son muy ambiguos, son poco realistas y quizás ni siquiera están alineados con lo que tú quieres en tu vida. Acá empezamos en materia y te compartiré algunos Tips que yo uso y me han funcionado a la maravilla.

  1. ¿Qué quieres en tu vida?

Es muy difícil establecer objetivos si no sabes qué quieres lograr a corto, mediano y largo plazo. O puedes ser que si sepas lo que quieres, pero tus objetivos te están alejando de lo que tu deseas. Tus objetivos serán como tu brújula para llegar a tu destino y para saberlo te planteo que te hagas estas preguntas para cada área de tu vida:

*Salud: ¿cómo estoy físicamente? ¿cómo me siento? ¿cómo quiero sentirme en 1 año, en 3 años, en 5 años? ¿cómo me alimento? ¿Qué mejorarías?

*Amor: ¿Tengo pareja? ¿Cómo es mi relación? ¿Qué actividades hacemos juntos? ¿Cómo compartimos nuestro tiempo? ¿Qué mejorarías?

*Familia y Amigos: ¿Cómo es la relación con tu familia y amigos? ¿Cada cuánto tiempo los ves? ¿Qué cosas haces juntos? ¿Te sientes satisfecho con esas relaciones? ¿Qué mejorarías?

*Trabajo: ¿Trabajas como independiente o para una empresa? ¿Dónde trabajas? ¿Tienes horario fijo o flexible? ¿Cuántas horas trabajas a la semana?  ¿Qué mejorarías? ¿Te sientes satisfecho con tu trabajo? ¿Te gustaría emprender en algo diferente?

*Finanzas: ¿Cuánto ganas al mes? ¿Cuánto dinero tienes ahorrado? ¿Tienes inversiones? ¿Te sientes satisfecho con tus ingresos? ¿Quieres aumentar tus ingresos?

*Crecimiento personal: ¿Cómo eres? ¿Qué te motiva? ¿Qué cosas te gustaría aprender? ¿Qué hábitos y rutinas tienes? ¿Te sientes satisfecho contigo mismo? ¿Qué mejorarías?

*Ocio / Viajes: ¿Qué cosas te gusta hacer? ¿Cuáles son tus hobbies? ¿Te gustaría viajar y conocer algún lugar? ¿Qué mejorarías?

*Vivienda: ¿Tienes hogar propio? ¿Cómo es tu casa? ¿Cómo es la casa de tus sueños? ¿Te gusta la zona dónde vives? ¿Qué mejorarías?

  1. Establece Metas para Cada Área de tu vida:

Ya sabes qué es lo que deseas para tu vida, qué deseas mejorar y ya tienes identificada las áreas a trabajar, podemos iniciar entonces a pensar en lo que queremos lograr a corto y mediano plazo.

No hace falta que te pongas metas en todas las áreas, pero tenerlas identificadas de esta forma te hace tener una visión global y no descuidar demasiado ninguna. Un error muy común al establecer objetivos, es concentrarnos en una o dos áreas de nuestra vida y olvidarnos del resto.

Puedes pensar en el plazo de un año, 6 meses o incluso solo 3 meses. ¿Qué te gustaría conseguir este año?

En este punto no te preocupes por ser muy concreta y simplemente anota todo lo que se te pase por la cabeza que te gustaría conseguir para cada área. Por ejemplo:

*Trabajo:

  1. Lograr un ascenso.
  2. Iniciar mi emprendimiento.

*Salud:

  1. Ponerme en forma.
  2. Comer más sano.

* Crecimiento Personal:

  1. Mejorar mi inglés.
  2. Aprender a Cocinar.

* Viaje:

  1. Viajar a Aruba.

 

  1. Prioriza y Comienza a Planificar:

Cuando termines el punto anterior puede que tu lista sea muy larga y tengas muchas cosas que quieres lograr este año. Eso esta súper bien y te felicito porque estas muy motivada.

Pero no cometas el error de querer empezar con todo a la vez porque si no acabarás agobiándote y no avanzando en nada.

Hay que priorizar y planificar. Pregúntate: De todo esto, ¿qué es lo más importante ahora mismo? ¿En qué me quiero centrar en los próximos 3 meses?

La medida de 3 meses (90 días) es bastante utilizada para esto de establecer objetivos. Hay estudios que demuestran que proponerse objetivos más allá de 3 meses no es muy realista ya que se pierde la motivación. Y para mantenerte motivada es importante tener un feedback rápido y para eso hay que ACABAR cosas más a menudo.

 

  1. Concreta: Crea Objetivos y un Sistema:

Ahora es cuando tomamos esas grandes ideas que escribiste y las transformamos en Objetivos concretos. Y para eso te hablo de una forma muy conocida y es Establecer Objetivos SMART. Y si aún no los has oído te preguntarás ¿Qué es un objetivo SMART?

La palabra inglesa SMART significa “inteligente”. En el caso de los objetivos se utiliza como acrónimo de los adjetivos:

Specific = Específico.

Measurable= Medible.

Achievable = Alcanzable.

Realistic = Realista.

Time-Bound = Tiempo limitado.

 

Establecer los objetivos SMART está muy bien, pero en mi experiencia también deben estar acompañados de un SISTEMA DE ESTRATEGIAS. Con un sistema de estrategias defines una serie de acciones que vas a hacer todos los días (o cada cierto tiempo). Hacer algo todos los días seguro que va a hacer que mejores y te acerques a esa meta. Esas estrategias no es más que una serie de hábitos orientados a una meta concreta.

Así que al final una meta se puede convertir en:

UN OBJETIVO: Tiene su inicio y fin y un resultado concreto. Tienes que establecer indicadores para medir el avance y para saber si has cumplido el objetivo.

UN HÁBITO: Acción que quieres incorporar a tu vida y que vas a estar continuamente perfeccionando o mejorando.

EJEMPLO DE OBJETIVO.

Meta: Ponerme en forma.

Objetivo: Hacer actividad física para rebajar 5 kilos antes de que termine el mes de abril.

Estrategias: Salir a caminar al parque 4 veces por semana. + Durante enero caminaré por 45 minutos diarios y en cada mes aumentaré 10 minutos adicionales. + Invitaré a una amiga para caminar juntas. + Además de la actividad física, también evitaré comer harinas en las noches.

¿Ya ves porqué hago mención de las dos formas de estableces Objetivos? Porque los objetivos deben ser medibles, concretos y con una fecha límite para alcanzarlos, pero para lograrlos siempre recomiendo crear una serie de hábitos que debes incluir en tu vida a diario para trabajar por ellos y así llegar a tu meta.

Ya con esta información, comienza a darle forma a tus objetivos y ponte en acción para alcanzarlos.

Si tienes alguna duda, ten la confianza para escribir un comentario. Recuerda compartir esta valiosa información con tus amigas que también deseen encontrar sus sueños.

Abrazos, Soy Mamá en Tacones.

Previous Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply