Habitos, Mama Emprendedora, Mujer Emprendedora, Organización, Planificación, Productividad

Gana Tiempo extra en tu Día: Madruga.

Cuando me preguntan ¿cómo puedo tener más horas al día? mi respuesta siempre es: madruga y levántate a las 5 de la mañana.

Y en ese instante la cara de quien pregunta comienza a cambiar, jajaja.

Pues yo mantengo que, para tener más horas al día, el secreto está en madrugar cada día. Y acá te contaré porqué lo digo.

Es que el principio básico de la planificación es gestionar eficientemente nuestro tiempo, porque eso de que el día tenga más horas es imposible, entonces debemos aprender a usar nuestras horas sabiamente. Si despiertas a las 5 de la mañana aparecerán por arte de magia minutos útiles en tu calendario, que si por el contrario te levantas a las 6:30 por ejemplo.

Madrugar si es posible.

Adquirir el hábito de levantarse temprano si es posible. Y no me refiero a pasar 21, o 66 o 90 días levantándote a las 5 de la mañana para adquirir este nuevo habito en tu vida, NO. Pienso que cada persona instaura un nuevo hábito en su vida en su propio tiempo.

No mentiré, los primeros minutos al levantarte serán difíciles, pero luego de que te laves la cara, créeme que el sueño se irá de tus ojos.

De esto te convencerás cuando tú misma madrugues y te des cuenta que en tu día tendrás tiempo de hacer eso para lo que antes no tenías tiempo. Prueba y lo comprobarás.

Además, el levantarte temprano no quiere decir que no puedas hacer una siesta más tarde. Yo lo hago: luego del almuerzo me tomo 15 minutos para cerrar mis ojos y descansar, Y créeme que esa siesta es reparadora. Así que tú también puedes tener tu tiempo para descansar más tarde.

Y me dirás: yo nunca podré levantarme tan temprano.

Esto también lo he vivido. Para mí era imposible levantarme tan temprano. Pero lo he logrado. Durante ese tiempo que yo estoy despierta y el resto de mi familia aún duerme, puedo hacer tareas en las que necesito silencio y tranquilidad. Me siento más enfocada

Por ejemplo: yo desayuno y tomo mi café sola y mientras hago esto tomo unos minutos para agradecer. Se ha convertido en mi ritual y es algo revitalizante empezar el día en paz, en tranquilidad y con la mente llena de pensamientos positivos. También hay días que he aprovechado este tiempo extra para asistir al gimnasio cuando no puedo ir al final de la tarde.

Así que, si me dices que no eres una persona mañanera, te digo que yo tampoco lo era, pero me convencí por mis resultados de que este es un hábito súper útil si deseas tener más tiempo para ti.

Tendrás más energías.

Por más que creas que vas a estar dormida todo el día, la realidad es que no. Una vez que te despiertas tendrás más energías. Y con cada día, te acostumbrarás a tus nuevos horarios.

Yo madrugo, y me parece genial hacerlo.

Abrazos, Soy Mamá en Tacones

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply