Habitos, Mama Emprendedora, Mujer Emprendedora, Organización, Planificación

Mis Secretos para Mantenerme Enfocada

Si puedes mantener tu mente y tu energía en un espacio sano, podrás ver más claramente las oportunidades que están delante de ti en los momentos retadores. Aquí hay algunos consejos sobre cómo mantenerte enfocada yo los practico a diario y te los recomiendo.

Lleva un diario de gratitud:

Toma tiempo cada día para anotar tres cosas por las que estás agradecida. Pasar unos minutos cada día pensando sólo en lo que tienes en lugar de lo que no tienes te ayudará a dar forma a tu perspectiva. Y al final de varios días verás que son mayores tus bendiciones que tus problemas e inquietudes.

Cuida lo que hablas o lees:

Así como debes estar atenta diariamente de tus bendiciones debes tener cuidado cada día de no rondar muchos por las cosas negativas y problemas, tantos propios como ajenos. Haz el esfuerzo por separarte de este patrón de conversaciones o escritos que al final no te aportan nada.

Concéntrate en lo positivo:

Esfuérzate por ser tanto para ti como para tus cercanos fuente de motivación y cosas positivas. En muchas ocasiones, nos enfocamos sólo en los problemas y en lo negativo, pero haciendo el esfuerzo por cambiar nuestra visión y enfocarnos en cosas positivas y en soluciones, verás que tanto tu como los que están a tu alrededor sentirán que realmente si puede encontrarse soluciones y cosas positivas entre algunos obstáculos.

Simplifica y reduce:

En muchas ocasiones la solución más sencilla suele ser la mejor. Muchas veces para sobrepasar situaciones se requiere estar dispuesto a dejar ir las cosas que te mantienen estancada. Tómate tu tiempo para evaluar qué cosas o procesos puedes reducir o simplificar en tu vida o en tu flujo de trabajo.

Respira:

Crea un margen en tu vida. La forma más sencilla de hacer esto es crear límites en torno a tu forma de trabajar y vivir. Disminuir la velocidad puede ser difícil. Tú debes amar lo que haces. También debes amarte a ti misma y a tu familia lo suficiente para mantenerte equilibrada y la salud mental, física, emocional bajo control. Ve más despacio. Ve a dormir. Haz ejercicio. Toma un día de “reposo”.

Pon en práctica estos cinco consejos y cuéntame cómo te sientes al cabo de algunas semanas.

Abrazos, Soy Mamá en Tacones.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply