Mujer Emprendedora, Organización, Planificación, Planificacion en Casa, Productividad

Consejos para Administrar tu tiempo en el hogar

La administración del tiempo en la Maternidad es todo un desafío, sobre todo para la pequeña empresa que representa La Familia. Pareciera que nunca hay suficiente tiempo para hacer todo lo necesario para mantener las cosas funcionando, especialmente si somos multitarea, es decir cuando cumplimos varios roles:mamá, trabajadora fuera de casa o emprendedora, esposa, hermana, hija, amiga, entre otras. Hoy compartiré contigo algunos consejos que te servirán la organizarte con las tareas del hogar y así ahorrar tiempo.

Dedica un día a cocinar y congélalo en porciones: En lugar de cocinar a diario, planifica los platos principales de la semana y dedica una mañana o una tarde a cocinarlos. Luego divídelos en porciones de comidas diarias en recipientes de plástico o vidrio y congélalos. Así siempre tendrás a punto un plato casero y nutritivo que se puede descongelar en unos minutos en el horno microondas. Otra opción, si no te gusta guardar comida durante una semana, es cocinar en un día comida suficiente para 2 o 3 días, así solo cocinaras 2 o 3 veces por semana.

Ve al supermercado una vez en semana, con una lista de la compra: Ten esa lista siempre en la puerta de la nevera y añade artículos según se vayan terminando: leche, cereales, manzanas, etc. Antes de ir al supermercado, mira qué te falta para la próxima semana y añádelo a tu lista de la compra. Utiliza la planificación de comidas de la semana para añadirlo a esta lista de compras.

Ten siempre preparado lo que sueles necesitar cuando sales de casa: Si tienes bebés, ten siempre el bolso preparado junto a la puerta. Puedes poner recipientes de plástico o cestas junto a la entrada de la casa, para que cada miembro de la familia ponga ahí lo que necesita cuando sale de la casa. En tu caso puede ser el bolso, y las llaves del auto y de la casa. Tu esposo puede poner su billetera, las llaves y las gafas de sol. Tu hijo pequeño, sus zapatos, el morral del colegio.

Mantén una rutina: Procura tener rutinas para todo lo que repites a diario, el desayuno, la comida, la cena y la rutina antes de dormir. Incluso las salidas al parque con los pequeños. Hacer las cosas a la misma hora y en el mismo orden proporciona a los niños sensación de seguridad y a ti te libera la mente, porque no tienes que pensar qué es lo siguiente que tienes que hacer. Simplemente lo haces. Debes crear las rutinas para la familia y para los niños y cumplirlas durante 21 días, luego se convertirá en un hábito. Yo manejo para mi hijo mayor una cartelera donde están sus rutinas de la mañana y la noche y desde los 3 años se las fui enseñando, él ahora tiene 5 años y sabe qué debe hacer cuando de levanta en las mañanas y antes de acostarse a dormir

Crea un plan para manejar las tareas de la casa: No permitas que se acumulen hasta el punto de que luego debas pasar todo un día resolviendo ese pendiente. Por ejemplo, lavar la ropa por tandas según la clasificación en varios días de la semana, resulta más fácil que lavar toda la ropa acumulada de la semana en un solo día. Si vives en pareja, divídanse el cuidado de los niños y las tareas de la casa de la manera más equitativa, para que ninguno de los dos se agobie.

Pide ayuda cuando la necesites: No intentes ser súper-mamá. Terminarás cansada y abrumada. Acepta ayuda de quien te la ofrezca, ya sea tu suegra, tu madre, tu mejor amiga o tu vecina. Pide ayuda a tu pareja y no pretendas que los demás adivinen lo que necesitas. Intercambia favores con tus amigas, y todas saldrán beneficiadas. Yo siempre propongo hacer una red de madres aliadas, hoy pueden ayudarme con alguna tarea y mañana yo ayudar a otra mamá (por ejemplo, hacer el transporte al colegio un día que se dañó el carro). Desde pequeños, enseña a tus hijos que la familia es un equipo y delega en ellos tareas y responsabilidades, como ordenar su cuarto, recoger los juguetes, guardar los zapatos, ayudar a servir la mesa para la comida.

No dejes todo a la memoria: Siempre lleva una agenda o un cuaderno con calendario donde anotes todo lo que tienes por hacer. Al inicio de cada semana (como prefieras si un domingo o el lunes) realiza una lista de los pendientes que debas resolver en la semana que empieza. Esa agenda puedes llevarla contigo o mantenerla siempre en tu casa u oficina, pero lo importante es que todo lo que debes hacer y cumplir este anotado en el mismo lugar. Yo recomiendo tener una agenda personal para las cosas de la casa y familiares y otra para el trabajo, la única excepción a esto es que seas Mujer Emprendedora o Trabajes de manera Independiente desde casa, entonces sería más conveniente llevar una sola agenda, eso sí con bastante espacio para planificar. En mi caso identifico cada tipo de tarea por colores lo que facilitará identificar cada tipo de tarea.

Antes de terminar tu día revisa aquello que quedó pendiente por hacer: Agrega esas tareas al día siguiente o al día que debas resolverlo.. Unos Tips Rápidos: 1. Cuando realices tu lista de tareas diarias, escoge las tres actividades más importantes y has todo el esfuerzo por realizarlas cada día. 2. Cuando tengas algo que hacer que no te agrada, simplemente hazlo, así lo quitaras rápidamente de tu lista y además no perderás tiempo pensando en hacer algo que no quieres. y 3. Intenta quitar el ítem más odiado de tu lista a primera hora, así no pasaras todo el día pensando en cómo evitar hacer eso que no te gusta

Usa un calendario familiar que esté a la vista de todos: Anota en colores diferentes las citas y rutinas de cada miembro de la familia. Usa un color para cada persona Así todos sabrán cuándo es la cita con el pediatra, cuando tu pareja tiene una cena de trabajo y cuándo es tu clase de yoga, por ejemplo. Pide a tu pareja que mire el calendario a diario y que anote aquello que también él deba realizar que pueda modificar las rutinas familiares. Así estarán siempre prevenidos y preparados para apoyarse y ayudarse mutuamente.

Agrupa tareas: establece días fijos a la semana para hacer actividades repetitivas. Por ejemplo las tareas en el hogar lavar, cocina, planchar… Asígnale días fijos en tu semana. Así sabrás que, por ejemplo, los lunes debes lavar la ropa, los martes planchar, los sábados ir a comprar los víveres, etc. Así te recomiendo para otras tareas y diligencias de la semana. Acá también aplica hacer tareas complementarias en conjunto, por ejemplo ir al supermercado, comprar la charcutería,  etc, o hacer los pagos de servicios e ir al banco el mismo día.

Espero que estos consejos hagan la diferencia en tu hogar, y deseo también que compartas conmigo tus experiencias luego de que pongas alguno en práctica.

Abrazos, Soy Mamá en Tacones

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply